¿Cuál es el coche más rápido del mundo?

No hay nada más impactante y espectacular que una limusina, de hecho, algunos modelos rozan la exclusividad más absoluta para proporcionar el mejor servicio. Nuestra Hummer en Barcelona es un buen ejemplo de ello. Existen muy pocas unidades en España y merece la pena hacer un trayecto en uno de estos vehículos de lujo. El alquiler de limusinas es un servicio muy demandado, cada vez más, sin embargo, estos vehículos no destacan precisamente por su velocidad sino por su glamour y distinción.

¿Qué cuál es el coche más rápido del mundo? Si hubiéramos tenido que contestar esta misma pregunta hace unos años es posible que hubiéramos contestado que el Bugatti Veyrons, sin embargo, ahora mismo el título lo ostenta otro. Y es que los fabricantes de automóviles siempre están ideando la forma de superar su última proeza de ingeniería y cada año nos presentan en algún salón del automóvil sus nuevos juguetitos para los que nadie parece estar preparado, pues se podrían confundir con el propio Concorde o avión supersónico.

La liga de los coches extraordinarios

En el presente, el Bugatti Chiron es el vehículo más rápido. Volkswagen tenía claro al adquirir la marca Bugatti que quería crear el coche más veloz del mundo y así lo ha hecho. Primero fue el superdeportivo Bugatti Veyron, un coche de grandes prestaciones con un motor W16 y una transmisión de doble embrague y 7 marchas; un todopoderoso que en el año 2007 obtuvo el récord a más rápido del mundo.

Sin embargo, su título de auto supremo no duraría mucho, pues fue desbancado por el SSC Ultimate Aero que alcanzaba una velocidad de 412 km/h. Parecía imposible competir con un vehículo así, de hecho, de 2007 a 2010, el fabricante Shelby Super Cars y su modelo Aero fueron los máximos triunfadores arrebatando el sueño del Veyron durante unos años. Fue que en ese mismo año, el 2010, la casa Bugatti volvió a hacer de las suyas superando los datos frenéticos del que era considerado hasta la fecha el vehículo más rápido. Lo logró con una evolución del Veyron, el Bugatti Veyron Super Sport.

El Veyron logró alcanzar el objetivo de Volkswagen durante un breve periodo de tiempo, pero no fue suficiente porque otros fabricantes estaban al acecho. Sin embargo, volvió a hacerse con el control tras la producción del magnífico Veyron Super Sport, un vehículo increíble creado a partir de algunas modificaciones practicadas en el diseño aerodinámico con el fin de ganar un poco de velocidad extra, algo que consiguieron, ¡vaya si lo hicieron!

El sustituto del modelo Veyron puede alcanzar una velocidad máxima de 431 km/h, eso si Bugatti lo hubiera permitido, pues en realidad cuenta con una velocidad limitada de 415 km/h. La razón es muy simple, no deseaba que los neumáticos se desintegraran y esto, al fin y al cabo, supone una medida de protección.

Pero después de esto, la marca francesa no consiguió relajarse y en 2016 decidió presentar al mundo en el Salón de Ginebra su nueva arma de destrucción masiva, el Bugatti Chiron. Ahora sí que sí, pues hasta el momento el Chiron es el vehículo más rápido del mundo, los datos lo dejan bien claro: 1500 caballos de potencia, con una velocidad máxima de 498 km/h y una velocidad máxima autolimitada de 420 km/h. Una bestia de la conducción de la que solo se han fabricado 500 unidades y cuyo precio ronda los 2,6 millones de dólares (2,4 millones de euros).

Limusina Hummer Barcelona
Limusina Jeep Barcelona
Dodge Magnum blanca
Cayenne Próximamente

2017 Limusinas Gaudí ©, todos los derechos reservados. Desarrollado por Disseny BCN.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies