¿Cuál es el coche más pequeño del mundo?

Se podría decir que el coche más largo del mundo es el American Dream, un vehículo de 30,48 metros de largo que hizo acto de presencia en los años ochenta. Jay Ohrberg fue su artífice, todo un profesional acostumbrado a crear modelos impactantes como el icónico DeLoren de Regreso al futuro.

Nuestra limusina Hummer H2 blanca no tiene nada que enviarle, pues es uno de los vehículos de lujo más exclusivos del momento. Solo existen 3 unidades en todo el territorio nacional y se distingue por sus interiores de lujo y sus servicios adicionales que harán más cómodo y agradable el viaje.

Tanto igual sucede con nuestra limusina Dodge Magnum blanca con un motor potente de 3.8 V6 y una capacidad máxima de 8 personas. Tan solo hay 4 vehículos como este en todo el mundo, así que tenemos la exclusiva.

El modelo American Dream era uno de los coches más completos del mundo, con jacuzzi incorporado, una cama de agua y un helipuerto en la parte trasera. Este vehículo hizo historia, también lo hizo su peso en torno a las 10 toneladas. Ahora bien, si este récord Guinness se llevó el título al coche más largo, ¿cuál es el coche más pequeño del mercado?

Peel P50, definitivamente el vehículo más diminuto

En la industria automovilística se puede encontrar una gran variedad de vehículos de todos los precios, tamaños y formas y, aunque la oferta es realmente amplia, lo más seguro es que nunca te hayas encontrado con un coche similar. Se trata del increíble Peel P50, sin duda, el coche más pequeño del mundo.

No es un modelo nuevo, en realidad, su aparición viene de lejos. Se fabricó a principios de los sesenta y parece ser que ha sobrevivido al paso del tiempo y al consumismo voraz que nos ha llevado a conducir vehículos mucho más grandes, veloces y, sin duda, cómodos. Sí, porque este pequeño trocito de historia mide unos 137 centímetros de largo por 104 de ancho y en él cabe un adulto, no sin hacer un poco de esfuerzo.

Como es natural dispone de una sola puerta y de un faro delantero, no le da para más, y su producción solo duró dos años. Se hicieron un total de 50 unidades, de las que el mundo aún conserva la mitad, y su precio superaba los 200 euros. Lo cierto es que el Peel P50 no destacaba precisamente por su velocidad (apenas superaba los 45 kilómetros por hora) sino por su bajo consumo de combustible, algo por otro lado muy valorado a día de hoy.

Hubo otra alternativa similar, el llamado Peel Trident, con una capacidad superior (podía llevar dos personas a bordo). Se fabricaron unas 80 unidades a mediados de los sesenta, momento en el que también vio la luz una versión eléctrica que contaba con cuatro ruedas a diferencia de sus predecesores que solo contaban con tres.

Este vehículo pasará a la historia por ser el más pequeño, de hecho, se han llegado a pagar cantidades importantes de dinero para disponer de uno de estos icónicos vehículos, como en una subasta de Florida celebrada en marzo de 2016 en la que se recaudó la cifra de 176.000 dólares (165.000 euros) por un original P50 de los sesenta.

 

Limusina Hummer Barcelona
Limusina Jeep Barcelona
Dodge Magnum blanca
Cayenne Próximamente

2017 Limusinas Gaudí ©, todos los derechos reservados. Desarrollado por Disseny BCN.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies